Laguna – Maniac One

Laguna

Vivieron felices casi por siempre,
en una casa de madera y cartón,
con tanto amor en sus ojos,
aquello se veía como una mansión.
Dormían escuchando el mar y las nubes.
Cada noche él la miraba a ella,
pero ella miraba la inmensidad.

Él se levantaba temprano,
a traerle comida y regalos,
mientras ella quemaba la leña...
hasta que un lunes la leña no se quemó.

Blanca se marchó sin aviso,
y para que no la siguiera, su muerte fingió.
Él fue a buscarla en el mar que miraba,
pero caminó tanto que ya no regresó.

Pasó una semana y ella volvió,
para decirle que aquello no era un mar,
sino una laguna,
y que el mundo no era como lo imaginó,
pero como ya no halló a Mario,
viendo sus prendas mojadas lloró,
y se fue a la laguna a pedirle perdón.